PRÓXIMA ACTIVIDAD

II Concentración Ciudad de San Fernando

CLUB PIRAGÜISMO SAN FERNANDO KAYAK

teléfono del club: 680765255 whatsaap
sanfernandokayak@hotmail.es

lunes, 3 de febrero de 2014

Un domingo con muchas experiencias...

En primer lugar, un paseo por las dunas de la punta del boquerón, un paraíso sin ir más lejos.















 A la vuelta nos encontramos a los artificieros de la Armada que se disponían a volar un proyectil destapado o traído por la gran marea (110º)



 Cuando llegamos a la última pista, nos encontramos este camión que se había metido en las placas de fango que había destapado la marea. En este momento, la marea esta aproximadamente a la mitad y subiendo.



No pudimos ver como sacaban el camión que ya le llegaban las olas con bastante fuerza. Nos tuvimos que marchar pues había quedado para salir a navegar aprovechado  la pleamar.
Nos dirigimos al río Iro, es el río que atraviesa nuestra vecina Chiclana. Aprovechamos que nos llevaba la marea, ya que estaba subiendo y que a la vuelta ya estaría bajando.
Todo el paseo trascurría con toda tranquilidad, hasta que pasamos por una pasarela peatonal y unos chavales aburridos, supongo, empezaron a tirarnos piedras, seguramente nos habían visto venir y se habían aprovisionado bien con piedras bastante grandes y con aristas. Una de estas piedras alcanzó a Inma y aparte de la conmoción y la sorpresa le produjo una buena inflamación. Otra de las muchas piedras que tiraron impactó y uno de los kayaks de fibra, con el consiguiente peligro de rotura y hundimiento.
Ante la amenaza de llamar a la policía salieron corriendo. A la vuelta nos estaban esperando y no pasamos hasta que la policía municipal nos escoltó hasta la salida de Chiclana. Por cierto, uno de los policías es kayakero tambíen.










1 comentario:

Fran de Cádiz dijo...

Vaya con la juventud!!!
A Isa y a mi nos ocurrió lo mismo hace 4 meses, llegando al Puente Azul de Chiclana, unos chavales empezaron a tirar piedras... No nos alcanzaron. Isa les dijo algo, y yo me quedé callado, pero encallé en la orilla, mebajé y salí corriendo tras ellos con la idea de darles un palazo... se subieron a las motos, asustados, y estuve escondido un rato por si volvían... pero no hubo suerte... aunque quizá si la hubo, pues si los pillo y les hago daño, igual me busco un "bollo".
A ver si en represalia por mis intenciones, se han desfogado con vosotros... aunque si es así, las guardan bien, pues ya hace tiempo.
Salud, y espero que no vuelva a ocurrir.