PRÓXIMA ACTIVIDAD


SABADO 22 JULIO - CURSO AUTORRESCATE
SABADO 29 JULIO - KAYAKERITOS

CLUB PIRAGÜISMO SAN FERNANDO KAYAK

teléfono del club: 680765255 whatsaap
sanfernandokayak@hotmail.es

martes, 27 de septiembre de 2011

RUTA: CURSO BAJO DEL RIO PALMONES

DE LA PLAYA DE PALMONES AL ARROYO BOTAFUEGOS



El Lunes 26 hice esta ruta, con la agradable compañía de mi amigo Jose Antonio.
Ruta fácil, educativa y muy bonita, que recorre el Paraje Natural de las Marismas de Palmones.
La Salida la hicimos desde la Playa de Palmones,
junto al espigón que la separa de la desembocadura del Río. La playa es un balcón perfecto para contemplar Gibraltar, la Bahía de Algeciras y la Punta del Rinconcillo.
El día se presentó con tenues brumas, parcialmente cubierto de nubes y viento de levante flojo, con rachas moderadas. El viento fue creciendo en fuerza a medida que avanzó el día.
La marea era grande -108 grados por la mañana y 112 por la tarde-. Sin embargo, en ningun momento de la ruta supuso un problema. Remamos en contra de ella en algun momento y no representó esfuerzo adicional alguno.

El Río Palmones nace en las Lomas del Castaño, en la Sierra Blanquilla. Recorre el parque Natural de los Alcornocales y, tras 37 Km, desemboca en la Bahía de Algeciras.
Debe su nombre a la abundancia de cañas comunes, que cuando florecen desarrollan un penacho o-palma- en su parte superior. También se le conoce como río de las Cañas.
La desembocadura esta declarada Paraje Natural. Es refugio de más de 300 especies de aves y un observatorio fantástico para su observación.

En la antigüedad, los ríos Palmones y Guadacorte formaban en la desembocadura un estuario abierto al mar que con el tiempo se fue cerrando debido a la formación de un cordón dunar (que hoy forma la playa del Rinconcillo y la playa de Palmones). Luego se colmató y se genero la marisma que hoy puede verse.

En la Edad Media este río fue escenario de uno de los enfrentamientos bélicos preliminares a la toma de Algeciras por parte de Alfonso XI de Castilla, conocido como la Batalla del río Palmones (1342).


Iniciamos nuestra andadura por el Río Palmones dejando a la derecha la playa, dunas y punta del Rinconcillo..., y a la derecha el Barrio de Palmones,

antiguo poblado de pescadores. Al finalizar el barrio, por la margen derecha aparece la desembocadura del mayor afluente del río Palmones, el Río Guadacortes.

El Río gira ahacia el sur adentrándose en una zona conocida como la Meridiana. La margen izquierda dibuja la silueta de Gibraltar sobre las marismas del estuario. La margen derecha nos deja ver la carretera nacional 340 y las montañas de la Sierra de la Palma. Al frente la ciudad de Algeciras. Poco después, a la izquierda, aparece el Canal del Estuario, atajo que conduce directo a la desembocadura y que tomaremos al regreso.

El Río vuelve a girar, esta vez hacia el oeste. Dejamos a la izquierda el barrio del Rinconcillo -Algeciras-; a la derecha, las praderas colmatadas de la marisma. Acebuches, alisos, eucaliptos, membrillos y alcornoques bordean la ribera. Empezamos a ver aves: aguilas pescadoras, garzas reales, cormoranes, espátulas, chorlitos grises...

Aparece ante nosotros el puente de la Nacional 340. Detrás de él, dos tuberías que llevan agua a Algeciras desde el Embalse de Charco Redondo.



Algo más adelante el Río está bloqueado y, a la izquierda se abre una entrada que da acceso al Arroyo de Botafuegos.

Este paraje se conoce con el nombre de La Vega. Existíó aquí , en tiempos, un puente antiguo. Hay quién dice que de origen romano. Hoy solo quedan los cimientos ocultos por una presa de contención.


Aunque hay agua para pasar al otro lado - la marea está llena-, tememos quedarnos atrapados cuando la marea baje. Decidimos dejar el recorrido del el otro lado para otro día y saliendo desde Los Barrios.
Avanzamos unos metros por el arroyo Botafuegos y tropezamos con otra presa. Hasta aquí llevamos 6 Km, en los que hemos empleado una hora y media. Es hora de comer. Bajamos en la presa y zampamos todo lo que llevamos.


Junto a la presa hay una casetilla destinada a la observación de aves. También, restos de un cao y un antiguo molino de mareas. Más allá un prado y una colonia de cigüeñas blancas. Un espéctaculo verlas volar juntas.
Esperamos un rato a que la marea empiece a bajar. Cuando lo hace, el viento arrecia, pero no es impedimiento. Comenzamos el regreso.
A 4 km del la presa de Botafuegos volvemos a dar con la entrada al Canal del Estuario y en él nos adentramos. Conforma una marisma estable, más consolidada que la de la Bahía de Cádiz, menos afectada por la mano del hombre y con la misma vegetación.
A la derecha se abre una entrada a un canal (aquí no se llaman caños). No he encontrado el nombre de este caño, pero como se acerca al Barrio de la Bahía (en Algeciras), lo llamo Canal Bahía.

En el caño encontramos ruedas de camión, no arrojadas, sino colocadas con alguna misión que no alcanzamos a comprender. Nos indican que hay agua suficiente para avanzar. Y seguimos hasta que tropezamos con un camino que parte en dos el canal. No podemos pasar por las tuberías al otro lado y damos la vuelta.
Alcanzamos de nuevo el Canal del Estuario y lo tomamos en dirección a la desembocadura. Al frente tenemos las dunas de la Playa del Rinconcillo -que no vemos al estar al otro lado-. Por encima de ellas, la silueta de Gibraltar.

Alcanzamos el final del canal, frente a la Punta del Rinconcillo.

Escuchamos las olas romper en la playa. Estamos llegando al final. El poblado de Plamones se presenta al frente. Giramos a la derecha, ya en el Río Palmones y nos aprestamos a desembarcar.

El balance arroja 12,2 km de recorrido en 5 horas. Tiempo real remando 4 horas.

Otro día volveremos para continuar el recorrido desde Los Barrios. Ya os contaré.

El resto de las fotos las podéis ver pulsando AQUÍ.

2 comentarios:

Patroniokayak dijo...

Muy interesante, Antonio. Lástima que nos pille un poco lejos. Gracias por la estupenda crónica.

Andres Barba dijo...

Me he ahorrado de palear todo el rio, puesto que lo acabo de hacer, leyendo tu entrada, Antonio G, eres un fenomeno "de los buenos" de la naturaleza, nunca mejor dicho.